red de telecentros
hoy: 02/12/2022
 
 
 




¿ Crees que el ritmo de implantación de las nuevas soluciones TIC (tecnologías de la información y comunicacion en las empresas y organizaciones se esta incrementando ?

a) Sí, adecuadamente

b) Sí, lentamente

c) No

Votos efectuados: 152



selecciona una fecha

 
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
< Diciembre 2022 >

actividades y noticias





Cuántas veces has necesitado saber con qué programa se abre un determinado archivo? .¡Dios mío, solamente conozco la extensión!.
Es decir, esa pequeña terminación precedida de un punto que todos o la mayoría de los ficheros poseen.

Gracias a esta página podrás encontrar el programa indicado para poder visualizarlo, abrirlo o lo que quieras hacer con él. ;)

sólo disponible en la web telecentros.info/extensiones


buscador telecentros.info
buscar en google (Internet)
ir a la web del telecentro
versión flash detectada: >5
usuarios activos: 91
 
 
 
Minibrowser de artículos
Título:
Tema:
 


Título:

Windows 2000 frente a Linux en la informática empresarial

En este estudio se compara el coste total de propiedad (total cost of ownership, TCO) durante cinco años en entornos de servidor Microsoft Windows 2000 con entornos de servidor Linux (de distintos fabricantes de Linux) en 100 empresas norteamericanas. Se estudiaron las siguientes cinco tareas:

  • Infraestructura de red
  • Servidores de archivos
  • Servidores para impresión
  • Servidores Web
  • Aplicaciones de seguridad

Los resultados finales que se pudieron extraer tras las entrevistas mantenidas con los usuarios mostraron que el entorno que utilizó Microsoft Windows 2000 obtuvo una ventaja comparable, o incluso superior, en cuatro de las cinco tareas anteriormente detalladas en lo que se refiere al TCO durante estos cinco años. La única excepción ha sido en los servidores Web. La Tabla 1 muestra las conclusiones del estudio:


Tabla 1: Diferencias en el Coste Total de Propiedad durante cinco años en entornos Windows 2000 y Linux en lo que se refiere a las siguiente tareas (en US$)

Fuente: IDC, 2002

  Windows Linux
  Networking 11.787 13.263
  Archivos 99.048 114.381
  Impresión 86.849 106.989
  Web 32.305 30.600
  Seguridad 70.495 90.975


Los valores del TCO se describen en términos de costes durante cinco años para 100 usuarios. La metodología para calcular el TCO empleada por IDC tiene en cuenta los costes de adquisición y soporte del hardware y del software necesarios para cada una de estas tareas. Los costes se dividen en seis categorías: hardware, software, personal, tiempo de inactividad, formación del personal de TI, y costes de outsourcing.

Este estudio sugiere plenamente que los profesionales en TI que tengan planes para implementar algunas de las tareas evaluadas, deberían tener más en cuenta otros factores además del coste de adquisición de las tecnologías que deseen utilizar. Entre estos otros factores se encuentran las elecciones estratégicas en TI, los estándares de la compañía, los conocimientos y capacidad del personal de TI, la disponibilidad de la aplicación, la implantación de la misma, y un estudio sobre su rendimiento, que deben ser tenidas en cuenta como parte de una evaluación total de la plataforma.

Los profesionales de TI que estén considerando una estrategia más amplia para la instalación de Linux en sus entornos informáticos deberían tener especialmente en cuenta estas conclusiones y examinar todos los aspectos de los costes asociados con los servidores Linux. En dicho examen y evaluación se podrían descubrir algunos aspectos que pueden hacer aumentar los costes, y la relación entre “riesgo / rendimiento” del sistema operativo Linux frente al Windows, puede no ser tan obvia como pudiera parecer a primera vista.


Principales conclusiones

Ahorros en la madurez

Los estudios realizados por IDC sobre el TCO han encontrado a menudo que las plataformas informáticas maduras cuentan con una ventaja en lo que se refiere a los costes. Esto no resulta sorprendente, porque los costes cada vez más reducidos son resultado directo de la experiencia que tienen los clientes con un entorno operativo de servidor, plataformas asociadas de hardware y software, y las herramientas para aplicaciones y software. Los entornos maduros también tienden a asegurar la existencia y disponibilidad de una mayor cantidad de profesionales de TI en el mercado, lo que tiene como consecuencia un mayor conocimiento y experiencia sobre dichas plataformas que sobre cualquier otra de reciente aparición.

Los mayores costes recaen en el personal

En todos los estudios de servicios llevados a cabo por IDC – con la excepción de los servidores Web – las mayores áreas de costes estuvieron asociadas con el personal (ver Figura 1). El mayor componente de los costes totales no estaban relacionados con la compra inicial de hardware y software, sino con el soporte continuo - que precisa una gran cantidad de mano de obra - y con los costes relacionados con esta actividad. La división de los costes medios durante los cinco años mostraron que los relacionados con el personal fueron un 62,2% de los costes totales, estando en segunda posición los relacionados con los tiempos de inactividad del sistema, con un 23,1%. Los costes de formación, adquisición de software y actualizaciones, así como la adquisición de hardware y sus actualizaciones supusieron un 5% cada uno, y los de outsourcing se situaron en un 0,4%.

Estas conclusiones guardan coherencia con los estudios del IDC llevados a cabo en el pasado. En la mayoría de estas tareas consideradas en éste y otros estudios, los costes en hardware y software fueron relativamente insignificantes cuando se consideraban dentro del TCO para 100 usuarios durante los cinco años.


Tabla 2: Costes medios Totales de Propiedad en entornos de servidores durante cinco años, divididos en categorías

Fuente: IDC, 2002

Categorías Costes medios
  Hardware 4,4%
  Software 4,6%
  Formación 5,3%
  Tiempo de inactividad 23,1%
  Externalización 0,4%
  Personal 62,2%


Este estudio muestra que existen grandes diferencias entre los costes de soporte asociados con la plataforma Windows frente a los de la plataforma Linux, ya que los costes de Linux en este aspecto superan en todos los casos los de Windows. IDC piensa que esta diferencia en costes de personal es resultado de las herramientas de gestión disponibles para proporcionar soporte para Linux, que cuentan con una madurez inferior a las empleadas para Windows 2000. Por lo tanto, se precisa normalmente más trabajo para configurar, programar y soportar los entornos de servidor Linux.

Problemas de gestión y TCO

Los costes de personal están directamente relacionados con el tiempo y esfuerzo rutinarios necesarios por parte del equipo de TI para la gestión, mantenimiento, solución de problemas y reinstauración de las operaciones de sistema de un servidor que funciona con un sistema operativo determinado y una tarea específica. En este estudio, IDC descubrió que los costes en personal para los servidores Linux fueron, en casi todos los casos, mayores que para los sistemas que funcionaban con Windows 2000.

Pensamos que estos mayores costes están, en parte, relacionados con la relativa inmadurez de las herramientas para gestión disponibles hoy en día para los sistemas Linux, y también se pueden deber a una menor penetración completa de estas herramientas en organizaciones que están instalando sistemas Linux en estos momentos. Con el tiempo, se van a reducir las diferencias en costes para soporte entre los sistemas operativos Linux y Windows. Además, a medida que Linux madure y se encuentre disponible más software empaquetado para esta plataforma, los profesionales de TI van a poder aumentar su conocimiento y aumentar la eficiencia de las instalaciones, el despliegue y el mantenimiento de entornos de servidor Linux.

El estudio sobre gestión de sistemas llevado a cabo por IDC sugiere que los fabricantes de herramientas para la gestión de sistemas se están poniendo en marcha de manera activa para ofrecer soporte a Linux. En la mayoría de los casos, estos fabricantes tratan a Linux como “otra versión de Unix”. Entre los ejemplos de productos que ya ofrecen soporte a Linux o que piensan ofrecerlo en un futuro próximo se encuentra BMC Patrol, CA Unicenter, HP OpenView, IBM Tivoli, y Novell ZENworks. La ventaja de los productos de estos fabricantes es que son normalmente soluciones multiplataforma que ofrecen los mismos buenos servicios con Unix, Linux y Windows. Incluso compañías como NetlQ, conocida durante mucho tiempo como fabricante de productos específicos Windows, han comenzado a ofrecer soporte a Unix y Linux. Hay que decir que las herramientas aquí citadas no son tecnología de fuente abierta y, por lo tanto, no se encuentran disponibles de forma gratuita generalmente.

Por supuesto, las herramientas para la gestión de sistemas asociadas con Windows 2000 Server no se han quedado atrás. Tanto Microsoft como sus Fabricantes Independientes de Software (Independent Software Vendors, ISV) – que producen numerosas herramientas para la gestión de sistemas Windows – continúan invirtiendo una gran cantidad de dinero para la creación de productos que simplifican la gestión de los servidores Windows. Por supuesto, los sistemas operativos base de Microsoft siguen experimentando mejoras significativas. IDC no anticipa otro gran avance en lo que se refiere a la gestionabilidad con el lanzamiento de Windows Server 2003 – tal y como vimos con Windows 2000 respecto a Windows NT 4.0 – pero podemos decir que la plataforma Windows va a continuar siempre avanzando.

Un debate sobre las tareas

Otro aspecto interesante del análisis es que, tal y como se esperaba, existe una clara diferencia en el número de tareas que se llevan a cabo en cada tipo de servidor. Nuestro estudió encontró que los servidores Microsoft tienden a realizar más tareas por servidor que los servidores Linux. Esto no sorprende, dada la relativa madurez del entorno Windows 2000 y la gran cantidad de aplicaciones empaquetadas disponibles para esta plataforma. Sin embargo, este factor se ve posiblemente exagerado por la selección de servidores Windows 2000 en este estudio, ya que IDC no consideró los servidores que aún funcionaban con Windows NT.

Es probable que estas diferencias en el numero medio de tareas por servidor entre los servidores Windows 2000 y los Linux se estreche con el tiempo, a medida que aumente el empleo de las aplicaciones Linux, cuando existan más paquetes de software y soluciones creadas por los ISV que soporten este sistema, y cuando mejore la escalabilidad del mismo.

El coste del tiempo de inactividad del sistema

El estudio cuantificó de dos maneras el impacto del tiempo de inactividad no planificado del sistema:

  • Los costes para que el personal de TI restablezca, solucione o reconfigure un servidor que no funciona correctamente, lo que es consecuencia de la frecuencia con la que ocurren problemas de inactividad del sistema, el tiempo medio para repararlos, y el salario pagado al personal de apoyo para llevar a cabo estos trabajos.

  • El coste a la organización en términos de pérdida de productividad en los usuarios finales, lo que es resultado de las horas que los usuarios están afectados por la inactividad del sistema, la cantidad de usuarios que se vean afectados, y el salario pagado por esas horas no productivas.

IDC halló que, tanto para los servidores Linux como para los Windows, el coste de la pérdida de productividad en forma de tiempo de inactividad fue el segundo mayor coste después de los de personal – a pesar de los niveles increíblemente bajos del tiempo de inactividad. No investigamos los motivos que causan la inactividad para determinar el relativo impacto causado por fallos en hardware o software, por usuarios sin experiencia, o por redes mal diseñadas o gestionadas.

El impacto del tiempo de inactividad varió en gran medida según el tipo de tarea empleada. Las aplicaciones muy interactivas de los usuarios finales, como la impresión de documentos, tuvieron como media 1,75 horas de inactividad por mes tanto en entornos Linux como en Windows, mientras que las aplicaciones para seguridad sólo tuvieron un tiempo de inactividad de 0,52 horas por mes.

Para ilustrar los efectos de la normalización de los datos, IDC calculó la media del tiempo de productividad de los usuarios. Este valor se basó en el tiempo en el que los sistemas se encontraban en funcionamiento, lo que excluye el tiempo de inactividad planificado de los sistemas. Hay que advertir que para este cálculo se tomaron en cuenta los valores totales recogidos en este estudio, y no refleja ninguna tarea particular aquí descrita. El valor se calculó utilizando para ello la siguiente fórmula:


(tiempo de actividad planificado x usuarios soportados) – (Tiempo de inactividad x usuarios afectados)
(tiempo de actividad planificado x usuarios soportados)


Para la mayoría de las tareas, los servidores Windows tuvieron un mayor tiempo de inactividad, con una disponibilidad media del 99,995%, comparada con 99,998% de los que utilizan Linux. Las menores cifras de inactividad para Linux se pueden atribuir a dos factores: el primero es que los sistemas Linux medidos en este análisis tendían a realizar un menor número de tareas por sistema. La complejidad e interacción añadidas entre las aplicaciones que funcionaban en servidores Windows han podido contribuir al aumento del tiempo de inactividad no planificado.

El segundo factor es que muchos de los sitios Linux instalaron sus servidores en clusters, lo que no hizo disminuir el tiempo de inactividad, pero disminuyó el impacto en los usuarios finales. Los sistemas para paliar fallos hacen que los usuarios finales no se vean afectados por falta de disponibilidad de los sistemas informáticos.

Costes de adquisición y cantidad de procesadores

No resulta sorprendente ver que los costes de adquisición de hardware y software mostraron una tendencia favorable que favorecía a los sistemas Linux. Sin embargo, IDC muestra que, con excepción de las tareas para servidores Web, los costes para adquisición de software siguen siendo una parte muy pequeña de los costes totales para 100 usuarios durante los cinco años del estudio, y son menos de un 10% del total. IDC también apunta que los costes combinados de adquisición de hardware y software, para todas las tareas excepto los servidores Web, fueron menores a un 15% de los costes totales de las configuraciones examinadas en este estudio. En casi todas las situaciones, los costes de adquisición de software y sistemas se situaron en tercera posición y a una gran distancia de los costes de personal y del tiempo de inactividad del sistema.

Los costes del software Linux fueron mucho menores que los del software Microsoft en la mayoría de los casos. Sin embargo, se ha visto que los entornos Windows 2000 fueron, en general, más rentables en el período de uso de cinco años, por lo que parece que los bajos costes iniciales de adquisición no ha sido un factor crítico para elegir uno de los sistemas operativos en lo que se refiere a los valores del TCO en este período de cinco años.

IDC piensa que una importante razón para explicar los menores costes en hardware para las configuraciones de servidores Linux es que este tipo de servidores son normalmente sistemas con uno o dos procesadores que realizan tareas relativamente sencillas en las redes. Muchos servidores Linux se compran como servidores “delgados” – que son normalmente sistemas con uno o dos procesadores – con lo que se aumenta la percepción de un menor coste de propiedad para los servidores Linux. En comparación, junto con el hecho de que los servidores Windows tienden a realizar una mayor cantidad de tareas complicadas, el hardware para soportar un sistema típico de servidores Windows tiene una probabilidad ligeramente superior de ser un sistema a dos o cuatro direcciones.

Sin embargo, a medida que Linux madure como sistema operativo, es probable que pueda funcionar en servidores más escalables (de cuatro a ocho procesadores, por ejemplo). Si el software Linux crece en complejidad, es también probable que también aumenten los costes del hardware necesario para soportar plataformas con servidores más complicados. Por esta razón, es probable que aumente con el tiempo el coste medio del hardware de un servidor Linux típico.

Los resultados del TCO son sólo uno de los factores que deben tenerse en cuenta para la selección de una plataforma

Aunque IDC comprobó que Windows 2000 tenía una ventaja en coste total que oscilaba entre un 13% y un 22% frente a Linux, esta ventaja no es siempre por sí misma un motivo lo suficientemente convincente como para iniciar el cambio de una plataforma a otra. IDC advierte que la evaluación de dicho cambio precisa una justificación del retorno de la inversión realizada (return on investment, ROI), además de la valoración del TCO. Además, se deben tener en cuenta algunos otros factores, algunos de ellos difíciles de cuantificar, como parte de un proceso de decisión sobre la elección de un entorno operativo.

Lograr un ROI razonable durante la etapa de transición de un entorno operativo al otro puede resultar difícil cuando los valores del TCO asociados con cada plataforma son parecidos – como ocurre en nuestro estudio ente Linux y Windows 2000. Por lo tanto, cuando ya se utilizan unas plataformas en una organización, resulta económicamente apropiado seguir utilizando dichas plataformas.


Tema:
software
e-mail:
webmaster@telecentros.info
Autor:
webmaster